Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano celebra el 1st. Hispanic Heritage Poetry Festival 2018 que tendrá lugar los días 18 y 19 de octubre de 2018 de 5:30 PM a 9:00 PM, en CITYPLACE, Doral, localizado en 8300 NW 36th Street, Doral, FL 33166.

Estamos honrados con la participación de Iris Mónica Vargas.

Iris Mónica Vargas (irismonicavargas.com) es una escritora Puertorriqueña. Ha sido traductora para Ciencia@NASA, e intérprete médico. Estudió física teórica, realizó internados en astrofísica en el Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (CfA), y actualmente es estudiante de medicina.

En el CfA estudió los extraños ULXs, cuerpos celestes posiblemente relacionados a los agujeros negros dentro de las galaxias elípticas cercanas a la nuestra. En el Massachusetts Institute of Technology (M.I.T.), como parte de los estudiantes del programa graduado en Science Writing, estudió el llamado contínuo de la gravedad y el modo en que los organismos—desde los peces hasta los seres humanos—responden a este.

Amante de los libros, las palabras, las células y las galaxias, Vargas siempre ha estado interesada tanto en la literatura como en la ciencia, una dualidad que, si bien le ha causado dolores de cabeza en ocasiones, y llevado a constantes malabares, forma parte integral de quién es hoy día.

Su carrera como escritora comenzó trabajando como periodista de ciencia en una columna llamada Ciencia Boricua, junto al editor Francisco Vacas, en el periódico El Nuevo Día, de Puerto Rico, lo cual le valió el premio de Mejor Columna del Año en el 2006.

Vargas no es de cuna privilegiada, y se muestra muy orgullosa de que se conozcan sus raíces en El Barrio Bajuras, un humilde lugar en las montañas del pueblo de Vega Alta, en el norte de Puerto Rico. Estudió siempre en las escuelas públicas de su país, y hoy forma parte de los egresados de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

Iris Mónica escribe tanto en inglés como en español, una destreza que ha seguido desarrollando a través de los años y que comenzó cuando aprendía el idioma inglés mediante un intercambio de cartas—en lápiz y papel—con un chico de California a quien conoció en la páginas de una revista de adolescentes.

Vargas, quien asegura amar la poesía, escribía poemas desde que era una niña. “Mi mejor amiga y yo pasábamos la hora del almuerzo leyendo libros de Neruda y de Bécquer. Cada vez que leíamos uno de sus poemas suspirábamos. Estábamos enamoradas de Bécquer,” dice.

En el 2014, la editorial Terranova publicó su primer libro, La última caricia, nacido de un suceso durante una clase de anatomía que tomó en la universidad. “Sobre la mesa de disección estaba el cadáver de un hombre que había donado su cuerpo a la medicina. Y se suponía que yo, al igual que los demás estudiantes, se acercara a la mesa y trabajara en su disección pero yo no me atrevía a hacerlo. No me atrevía a tocarlo. Me provocaba miedo o algo que todavía no alcanzo a nombrar,” cuenta Vargas, “Y no fue sino hasta que el profesor notó que yo no estaba haciendo el trabajo, y me amenazó con una mala calificación, que yo decidí atreverme. Los compañeros se aprovecharon y decidieron agravar mi situación colocando sobre mis manos el cerebro de aquel ser humano. Y ese es el momento que quedó grabado en mí para siempre, y lo que cultivé por muchos años hasta el momento en que surgen de él los poemas semillas que dieron paso al libro La última caricia.

La última caricia, según Vargas, es una meditación sobre lo que significa ser humano en estos momentos de la historia. Está escrito desde las perspectivas del donante, quien le regala su cuerpo a la ciencia, y el estudiante de medicina que debe realizar la transgresión de sumergir tanto la navaja como su mente en ese otro cuerpo.”

De ese primer libro, el galardonado escritor Javier Ávila (autor del “one-man show” The Trouble with My Name) ha dicho, “La poesía de Iris Mónica Vargas es deslumbrante, trazada con retratos íntimos que impresionan por su tratamiento ingenioso de los temas clásicos de la literatura. El lenguaje es preciso y sutil. Estamos ante una poesía cuya claridad y elegancia nos transportan a un intenso análisis de los puentes que unen presente y pasado, creación y ruina, vida y muerte. La voz poética de Vargas nos seduce con su desnudez.”

En esta ocasión, Vargas nos acompaña para presentarnos su nuevo trabajo, El libro azul. “Es un libro con un entramado un poco más amplio. Es una exploración de eso a lo que hemos llamado la consciencia o mente, y el modo en que le da forma a la memoria cuando olvidamos, cuando enfermamos, cuando nos vamos y en particular, cuando creamos. Es, en ciento modo, un planteamiento de la poesía como una pregunta en sí misma. Me interesan cosas como, por ejemplo, ¿son una misma persona “quién es” y “quién recuerda haber sido”? ¿Puede tocar el tiempo a la consciencia? ¿Es que son independientes? ¿Cuánto de la creación artística es repositorio de la memoria y de todas sus permutaciones?”

El libro azul será publicado este año (2018) por Snow Fountain Press.