Obra publicada por el escritor colombiano, Julio C. Garzón.

Esta colección de cuentos reúne un compendio de memorias históricas, políticas y sociales no necesariamente definida por fronteras. Son temas universales y que competen a todos. La primera parte, «Fantasía de lo inexplicable», comprende unostextos que acuden a la fantasía para rememorar los recuerdos de un niño que se transforma en adulto a través de fantasías que pueblan sus sueños y encienden su imaginación. El fantasma del abuelo, un tren robado, los duendes de su cuarto son los recursos que pueblan esa imaginación como metáforas de aquella infancia perdida y como vehículos de transición hacia la vida adulta.

La segunda parte, «Relatos del abismo que nos une», presenta una visión antagónica a la historia oficial de un país agotadopor un conflicto largamente urdido. Los relatos retoman la conciencia de preservar la memoria histórica de la violencia y lalucha por sobrevivir. Es también un recurso para no olvidar, para mantener esa memoria curtida y pervertida por tantas versiones de una verdad porosa y elusiva. Es significativo que el último relato se refiera a ese vocablo perdido por el abuso del uso y el desuso: «la violencia» en palabras de un profesor que fue víctima de la ilusa tarea de enseñar la «Historia».

La tercera parte, «Desplazados o inmigrantes», reúne relatos de migración que se deslizan entre nostalgias y referencias a esaidentidad perdida o desmembrada en los linderos de vocablos desvaídos como patria o fronteras. Las historias son reales y en medio de ellas surge la voz del narrador/autor en sus propias vivencias como inmigrante y la de sus familiares y amigos, que han vivido en carne propia las experiencias apabullantes del exilio y la supervivencia en tierra ajena.

La última sección contiene dos textos de corte futurista con perspectiva distópica que previenen y anticipan una destrucciónde la tierra por falta de conciencia ecológica y ambiental y que transportan a los futuros pobladores (no humanos o mediohumanos) a planetas desprovistos de las condiciones para una vida natural. El último cuento es una advertencia sobre laimportancia del conocimiento almacenado en libros y archivos ―tesoros de papel― que no podrán ser desplazados porartefactos tecnológicos.La colección de narraciones de Julio Garzón cuestiona e indaga sobre temas fundamentales de actualidad. Entre líneas percibimos a un individuo que ha transitado por diversas geografías experimentando desplazamientos y desarraigos; defendiendo identidades y convicciones; cuestionando las historias oficiales y las verdades a medias. Sus cuentos nos trasladan a pasados de nostalgias y a futuros tenebrosos. En todo caso, son desafíos a la imaginación y al entorno que invitan a reflexionar sobre nuestro ser en el mundo.

Artículos Relacionados