Por Pilar Vélez sobre la propuesta de nuestro amigo Tiberio Farias

Si las autoridades se dejan tentar, la Ciudad de Doral podría ser uno de los sitios más hermosos del país, así como lo resaltara el poeta zuliano Jorge Schmidke, en su brillante soneto laureado, inspirado en el araguaney:

En la alta cumbre, en la cañada honda
en el valle feráz y en la pradera
para hospedar la nubil primavera
alza el araguaney su tienda blonda
Su copa de amarilla vestidura
prende en la catedral de la espesura
su candelario de doradas flamas
porque la magia que su tronco encierra
chupa el oro de la tierra
y lo presenta en flor sobre sus ramas.

Doral – El Dorado de la Florida, se trata de una propuesta que ya lleva varios años esperando acción y que fue sometida en marzo de 2015 por el residente del Doral, el reconocido intelectual, Tiberio Farias.  Con gran detalle, el Sr. Farias comentó en dicho documento:

En fecha reciente, el Consejo Municipal del Doral aprobó la idea de sembrar en grandes cantidades, diferentes tipos de árboles que tienen flores amarillas o doradas, con la idea de  ir transformando progresivamente los parques y las calles con una ambientación basada en el color dorado,  parecido al “ambiente blanco-rosado” que puede verse en Washington, DC, así como en Japón, con los “cerezos en flor”, pero haciéndolo con flores doradas o amarillas, y en cierta forma inspirados en la búsqueda de “El Dorado” de nuestros ancestros españoles del siglo XVI, y aprovechar el efecto onomatopéyico que tiene el nombre Dorado, con la ciudad…

El Sr. Farias y un grupo de residentes del Doral le apuestan a una ciudad que además de convertirse en un pulmón natural,  brinde un espacio de paz e inspiración a sus moradores y visitantes.  La propuesta, aún vigente, menciona que algunas de las plantas recomendadas para este proyecto de ornamentación urbana serían las siguientes:  African cassia (Cassia afrofistula), Gold medallion (Cassia leptophylla), Golden senna (Cassia surattensis), Golden shower (Cassia fistula), Gold trumpet (Tabebuia ochracea), Mexican poinciana) (Caesalpinia yucatensis), Silver trumpet ((tababuia aurea) Vera wood (Bulnisia arborea), Yellow elder (Tecomastans) y Yellow geiger (Cordia lutea). De igual forma, comentan que existen otras  plantas y arbustos con hojas y flores de tonalidades amarillas y dorados, que puedan crecer en el generoso clima de Doral y con la preparación de tierras fértiles.

Sr. Farias es sincero en recalcar que “para lograr el efecto de ambientación deseada, no es suficiente con  desearlo y “sembrar algunas plantas en algunos parques”, sino que es necesario planificar y programar un curso de acción que cuente con metas específicas y obviamente con el apoyo de profesionales, entre ellos: agrónomos, arbolistas e ingenieros forestales. Así mismo, reitera que contando con la voluntad política y el presupuesto necesario se podría convertir este sueño en realidad, y compartir la belleza en toda la ciudad.

Estaríamos cambiando el aspecto de la ciudad con una transformación profunda, sembrando varios miles de arboles con flores dorados y los arbustos y matorrales que los complementen, con un ritmo definitivo de siembra sistemática, el  cual en el lapso de 5 a 10 años, puede llevar a cabo ese cambio y darle a nuestra ciudad una cara y un ambiente  de atractivo distinto al que pueda tener ninguna otra ciudad en el mundo.   Esto  es  posible estableciendo una mentalidad de cambio y transformación en la cual participen en “una misión con metas claras”, el Consejo de la ciudad y los Departamentos de Planificación, Obras Públicas y Parques, comenta Tiberio Farias.

Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano se suma a los residentes que piden el respaldo del sector público para embellecer el Doral, ciudad que ya cuenta con el impulso empresarial y se ha convertido en una cuna de talentos. Esperamos un día no muy lejano, celebrar el Doral Dorado de la Florida y dejarle este legado a las futuras generaciones.

Personas interesadas en conocer y sumarse a este proyecto,
pueden escribirle al Sr. Tiberio Farias al siguiente correo electrónico:  tiberfa@comcast.net


 

El plan presentado en Marzo de 2015, cuenta con un esquema detallado  de los pasos a seguir y demuestra que se hicieron los análisis y la investigación pertinente para poder lleva a cabo este “reacondicionamiento urbano”, que busca a través de la estética de la naturaleza brindar los beneficios de incluir ambientes naturales en la planeación urbana.  Muchos escritores, filósofos y ambientalistas,  y ahora la ciencia, destacan el aporte de la naturaleza para la salud, la felicidad, la paz y el bienestar de la sociedad, pues es innegable que la naturaleza influye en el aspecto físico, social y mental de nuestra sociedad. El ritmo de vida en la ciudad, la sobrepoblación, el tráfico y la presión económica, tienen efectos negativos en la salud física y mental de las personas, por lo que una forma de alivio colectivo es procurar ciudades ornamentadas con espacios dedicados a la naturaleza donde los habitantes puedan espaciarse con libertad, respirar aire puro y contemplar la vida y la armonia de las plantas y los animales. Los parques y los árboles son necesarios para la vida. No hay razón para privar a una ciudad de árboles, flores y esperanza.

 

Pilar Vélez, Liter@tuvida

 

 

Artículos Relacionados