Por Claudia Abonia, Docente lengua castellana y literatura. 

Instituto Ángeles de Dios (Cali-Colombia)

Durante siglos, la literatura ha sido vista como es un elemento fundamental en la vida de los seres humanos, por sus aportes a la educación y a la formación integral de los individuos; por ello, se resalta la importancia de la lectura como parte activa del proceso creador. Sin embargo,  en muchos casos la lectura ha sido catalogada como  una actividad “aburrida” o como un “deber” que tiene que ser cumplido, y más aún, en las aulas de clase de diversas instituciones educativas.

Con el fin de desligar la lectura de esa imagen tediosa y compleja, el Instituto Ángeles de Dios de la ciudad de Cali (Colombia), ha implementado durante varios años una serie de estrategias pedagógicas que han permitido que los estudiantes perciban la literatura no sólo como un instrumento de aprendizaje, sino también, como un hábito plagado de gusto y deleite, lejos de ser considerada como una obligación o un simple compromiso. Siguiendo con nuestro programa, durante el año 2018 el instituto ha trabajado con los estudiantes de los grados 8°, 9° 10° y 11° con la novela testimonial, El Expreso del Sol, de la reconocida escritora colombiana Pilar Vélez.

La obra, que está basada en hechos reales, narra la historia de una familia que fue forzada a abandonar el campo a raíz del conflicto bipartidista y la violencia en Colombia. La trama de la obra nos  lleva a emprender un viaje que revela una serie de hechos sociales e históricos,  en los cuales los personajes evidencian las peripecias que enfrentan tanto los niños como los adultos que viven este tipo de situaciones de desplazamiento y exilio, aún en el seno de sus propios países.  El libro ha sido aceptado de manera grata en la población estudiantil del Instituto Ángeles de Dios; el tema, sus personajes y la forma en como la autora relata y construye la historia, ha permitido que los estudiantes establezcan un diálogo con la obra y les ha permitido crear una nueva visión y percepción de la realidad frente a una problemática tan trascendental y actual como lo es el desplazamiento forzadoy sus consecuencias.

La novela ha sido trabajada desde el área de lengua castellana y literatura, pero a su vez, y debido a la gran variedad y riqueza narrativa de la obra de Vélez, esta ha podido ser abordada desde las demás áreas del conocimiento, convirtiendo El Expreso del Sol en un texto que puede ser leído no sólo desde el aspecto literario sino también desde el educativo y formativo. Sin duda alguna, El Expreso del Sol es una novela que permite crear una postura crítica frente al contexto de una población, logrando así, ampliar la imagen que se tiene de la literatura en la actualidad. Esta novela es un gran abrebocas a la literatura contemporánea, mostrando que con temas reales y cotidianos se pueden narrar y escribir grandes historias que llegan al corazón del público lector.

 

Los invitamos a leer esta nota publicada en El Tiempo sobre la excelencia académica del Instituto Ángeles de Dios, dirigido por el Licenciado  Vladimir Rueda de la Hoz. Ver artículo aquí en este enlace.

Artículos Relacionados