Héctor Manuel Gutiérrez, PhD.

En días pasados, los participantes en una de las tertulias literarias que poco a poco se proliferan en nuestra ciudad, ofrecimos en conjunto, una lista de libros y escritores con el propósito de discutirlos y compartirlos. Recuerdo que la inmensa mayoría de las obras sugeridas en las ponencias, la mía inclusive, había sido escrita por hombres, independientemente de su preferencia sexual. Me llamó la atención cómo una de las visitantes contribuyó dos veces, no con su propia lista de libros y autores favoritos, sino con una frase por este estilo: “Bueno… ¿dónde están las mujeres? Sin duda la contribuyente, mostrando una actitud firme y decidida, quiso hacer resaltar la obvia ausencia de las autoras. Quizás nos hubiera gustado ver en la frase su propia versión de la lista de mujeres, pues tuvimos la impresión de que mostrando los títulos de las obras o los nombres de las autoras, se hubiera logrado un balance más robusto en la momentaneidad del tema. En otras palabras: nos pareció que un sólido registro de mujeres que contrapusiera el desbalance en la enumeración, hubiera causado un mejor impacto. Sin embargo, una reflexión más profunda nos hizo comprender mejor la posición de la valiente inquisidora y este detalle perdió relevancia. En honor a la verdad, la pregunta está muy al tanto de las últimas corrientes feministas y vale agregar que la queja se produjo con mucha razón: la señora estaba en lo cierto. De modo que nos hacemos eco de su preocupación. Con más de cien años de lucha para que se reconozcan los derechos de la mujer, lo menos que podríamos hacer a estas alturas, es mostrar aquí el debido respeto y apoyo. La suya es una voz que representa a millones de otras voces y nosotros queremos firmemente expresar nuestra afinidad con esa orientación batalladora. Por esta razón nos atrevimos a recontar la anécdota.  Y viene muy bien al caso, pues este mes nos trae entre otras cosas, dos celebraciones de importancia, siendo la primera, el 8 de marzo, la que nos recuerda nuestro compromiso con el debate por la igualdad que pudimos inferir en la frase de aquella agresiva miembro de la peña literaria: el Día internacional de la mujer. De hecho, la consideramos una fecha idónea no sólo para celebrar los logros de la mujer, sino además para concientizar a nuestros congéneres, particularmente los hombres. Creado el concepto a principios del siglo XX, la iniciativa se ha convertido ya en un esfuerzo global en hacernos consecuentes con la necesidad de educarnos en el camino de la justicia y el derecho femeninos, y aplicarlo en todas las esferas de las sociedades civilizadas o que están por civilizarse.

Copiamos aquí el extracto de la cronología del Día internacional de la mujer:

  • 1909 Se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que siguieron celebrando el último domingo de febrero hasta 1913.
  • 1910  Se proclamó en Copenhaguen el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la
    Clara Zetkin con Rosa Luxemburgo en enero de 1910.

    Clara Zetkin con Rosa Luxemburgo en enero de 1910. (Fotografía de dominio público).

    mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la celebración..

  • 1911   Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhaguen el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral
  • 1913-1914   En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.
  • 1917   Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia,o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.
  • 1975 Coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, las Naciones Unidas celebraron el Día Internacional de la Mujer por primera vez, el 8 de marzo.
  • 1995 La Declaración y la Plataforma de Beijing, una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 20 años, estableció la agenda para la materialización de los derechos de las mujeres.
  • 2014 La 58 Sesión de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW58), la reunión anual de Estados para abordar cuestiones relativas a igualdad de género, se centró en los «Desafíos y logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para las mujeres y las niñas». Las entidades de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales (ONG) acreditadas por ECOSOC debatieron sobre los avances realizados y los retos  pendientes para cumplir los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio. [[1]]

La segunda fecha importante, el 21 de marzo, nos mueve a celebrar con júbilo el Día Mundial de la poesía, una de las más dignas y significativas actividades del ser humano. Quizás no se deba al azar el hecho de que ambas fechas caigan en el mismo mes. Y si no es más que una pura coincidencia, ¿qué importa? Ambas son buenas causas que han producido y provocado grandes pasos en la cultura, además de haber impulsado la  creación de esta nota editorial.

Seguidamente comparto el mensaje de la señora Irina Bokova, Directora General de la Unesco. Solidarizándose con el Día Mundial de la Poesía, dice:

“Al rendir homenaje a aquellas y aquellos para quienes la palabra libre, fuente de imaginación y de actuación, es el único instrumento, la UNESCO reconoce el valor de la poesía como símbolo de la creatividad de la mente humana. Al dar forma y palabras a lo que todavía no tiene ni una cosa ni la otra (la belleza inexplicable que nos rodea, los enormes sufrimientos y la miseria del mundo), la poesía contribuye a la expansión de nuestra humanidad común, y ayuda a hacerla más fuerte, más solidaria y más consciente de ella misma.”[2]

 

Y es precisamente este sentido estético y humanista de la creatividad el móvil que impulsa a la organización Mujeres Poetas Internacional. Nuevamente y como ya es costumbre cada año, la ciudad de Miami celebrará el Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer, convocado por este organismo que preside la escritora dominicana Jael Uribe.

Pilar Vélez, Embajadora de buena voluntad de Mujeres Poetas Internacional, invita a los poetas de la ciudad y a la comunidad en general, para que participen en esta nueva edición.

A todas luces las dos fechas se funden en este importante y sentido homenaje, que además de rendir tributo a la memoria de Soraya, consolida con manifestaciones en el universo de la poesía, el repudio a crímenes de esta naturaleza y condena un comportamiento que bajo cualquier criterio civilizado es una atrocidad. Unamos nuestra comprensión y empatía y  proyectémoslas  hacia las causas conjuntas de la mujer y la poesía.

[1] Extraída de: http://www.un.org/es/events/womensday/history.shtml

[2] Extraída de: http://www.un.org/es/events/poetryday/


Nuestros agradecimientos al escritor y académico, Héctor Manuel Gutiérrez, PhD. por esta colaboración publicada en la Edición de Marzo de 2017.