Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano celebra el 1st. Hispanic Heritage Poetry Festival 2018 que tendrá lugar los días 18 y 19 de octubre de 2018 de 5:30 PM a 9:00 PM, en CITYPLACE, Doral, localizado en 8300 NW 36th Street, Doral, FL 33166.

Estamos honrados con la participación de la poeta, conferencista y editora Rebeca Bolaños Cubillo, proveniente de  Costa Rica.

Rebeca Bolaños Cubillo estudió Relaciones Públicas y Comunicación, actualmente se encuentra cursando la carrera de Bellas Artes, es gestora cultural y productora de eventos culturales y artísticos con una perspectiva social, colabora con mentorías a emprendimientos culturales y talleres en esta disciplina.

Inicia su producción poética en el año 2014 en el Taller-Laboratorio Tráfico de Influencias, facilitado por el poeta costarricense Alfredo Trejos y del cual forma parte hasta la fecha.

A partir de enero del 2017 lanza una serie de reseñas e información sobre actividades literarias en el país y la región, en la plataforma de su proyecto Palabra y PUNTO, actividad que busca la exploración de diferentes acciones relacionadas con libros, lenguaje y literatura como objeto de arte.

Se encargó de la Producción Ejecutiva del Festival Internacional de Poesía de Costa Rica durante el año 2016 y parte del 2017.

También ha participado en el Festival Mesoamericano de Poesía, en Chiapas, México y el Festival Internacional de Poesía Los Confines en Gracias, Honduras, en el año 2017.

En el año 2018 publica su primera obra titulada “41 meses en pausa” con la editorial New York Poetry Press – Colección Tránsito de fuego, en homenaje a Eunice Odio, poeta costarricense.

POEMAS

EMANCIPADA 

El miedo paraliza, incluso la voluntad de vivir.
GABRIELA ARGUEDAS

Desatar no siempre significa irse,
con los dos ojos anclados en los tuyos,
las dos manos apretadas
al mecanismo que bombea tu sangre
y la idea de quererte porque me da la gana,
lo único que dejo ir es el miedo.

Aún me duelen las rodillas,
por las veces que, rogando,
he tratado de darte una razón para quedarte.

Al parecer solo te sirve como excusa,
para un viaje de ida que siempre tiene regreso.

Decido bajarme del tren y esperar en un banco,
esperarte.
Como en esas historias cansonas de ancianas
en los andenes
o en los dinteles de las puertas
o al lado de las tumbas en los cementerios.

Sin tocarte, sin hablarte,
sin oírte, sin sentirte,
así como has estado vos
muchos de los últimos
doscientos setenta y cinco días con sus noches.

Sentada te miro ser, conversar, caminar,
leer, beber, escribir.

Como el fantasma que no sabe
que es un muerto, pero es feliz
porque a quien ama también lo es:
hace lo que quiere hacer,
transita por los lugares que elije.

Entre tanto,
yo me emancipo del miedo de perderte
y encontrarte y perderte de nuevo
en una sola noche,
en un respiro que dura cinco horas.

Me emancipo de la enorme soledad de tus silencios,
del insostenible peso de los míos.
De decir las palabras que no debo,
de tomar las acciones que no quiero.

Me emancipo de la espera
y con esta libertad
encuentro paz.

LA OTRA


Después de tantas veces desnuda ante vos
hoy no encuentro la forma
de ponerme la ropa,
lavarme los ojos
y salir a enfrentar
el funeral que soy.

La línea recta, continua, firme
que se acostaba frente a mis ojos,
se partió.

El jugo incoloro que he sido en vos,
se manchó y también hiede.

Ya no podré salvarme.

Una pluma de atramentum
me escribió cuatro palabras en el corazón:
Ahora sos la otra.

Artículos Relacionados