Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano celebra el 1st. Hispanic Heritage Poetry Festival 2018 que tendrá lugar los días 18 y 19 de octubre de 2018 de 5:30 PM a 9:00 PM, en CITYPLACE, Doral, localizado en 8300 NW 36th Street, Doral, FL 33166.

Estamos honrados con la participación de Sergio Gelonch.

Sergio Gelonch nació en Barcelona un 17 de Junio de 1973 en plena agonía del franquismo oficial. Sus años de adolescencia coinciden con un período cargado de tensión, incertidumbre, transformaciones y caos generalizado, pero también de esperanza e ilusión por la construcción de una sociedad con valores antagónicos a los sufridos durante los casi cuarenta años de dictadura. La fuerte presencia de los aspectos ideológicos en la vida cotidiana de la España de los años setenta y ochenta va impregnando la conciencia social del autor de manera decisiva para su obra poética. Su primer contacto con la poesía son los libros que encontraría en las estanterías de la casa de sus abuelos quienes, sin saberlo, lo introducirían en el mundo de la literatura. Eran libros de páginas sepia, descosidos por el lomo y cuyos autores, en muchos casos, habían sido asesinados o desterrados por el franquismo. Seguramente, esta fuera la primera vez que el autor de Abrazos Urgentes se planteara el “por qué” de todo aquello que configuraba su circunstancia. Desde entonces esta pregunta lo ha acompañado en el viaje de la vida y así lo refleja en su poesía, donde los interrogantes y las dudas adquieren mayor preponderancia que las propias respuestas. Este buscador inagotable de la belleza y declarado enemigo de los ismos y las fronteras ha vivido en ciudades tan diversas como Buenos Aires, Londres, Chicago y Miami donde reside en la actualidad. La poesía que encontramos en Abrazos Urgentes se alimenta de la propia experiencia vital del autor. Sus poemas abordan aspectos inherentes al ser humano, ofreciendo una pausa para la reflexión necesaria en un mundo sometido a las leyes del vértigo y lo efímero. En definitiva, el autor pretende invitar al lector a ser el sujeto activo de una vida y una realidad condenada a ser transformada a partir del Amor.

Abrazos urgentes  (Reseña). Como si quisiera pedirle cuentas al pasado, Sergio Gelonch va desmembrando a través de sus poemas historias cotidianas en las que se dan cita la nostalgia, la soledad, el dolor, la tristeza y, sin embargo, la esperanza. El Amor se presenta como la única alternativa a una vida donde han desaparecido por completo el sentido de pertenencia y control de la misma; como el elemento que justifica una existencia condenada al sufrimiento y a la pérdida progresiva de la propia identidad del individuo. El Amor es, para el autor, la única parcela en la que todavía podemos Ser y, por lo tanto, su renuncia significa dimitir de la propia condición humana. Mientras la realidad, ajena y despiadada, se empeña en alejarnos sin remedio del Amor, Sergio Gelonch reivindica con fervor su necesidad constante para no caer en la asfixia de una sociedad dominada y dirigida por sus valores antagónicos. Sin embargo, el Amor no debe formularse como un objetivo en sí mismo sino como un medio en transformación y renovación permanente para alcanzar una condición superior en la compleja interrelación personal y social.

Abrazos Urgentes es una declaración de intenciones a través de la racionalización de los diálogos que el autor entabla con los verdaderos protagonistas sin rostro de la vida. Todos ellos surgen, crecen, se desarrollan y mueren a partir del Amor. Este libro es, en definitiva, una invitación a derribar las corazas que nos oprimen, las mismas que nos impiden alcanzar la felicidad.

 

Crédito fotográfico de dominicanaenmiami.com


MEMORIA

 

Tengo una memoria caprichosa,

traicionera,

presumida,

que a veces ni me nombra

que se mira de reojo en los espejos.

Una memoria objetivamente inoportuna

como un golpe militar,

ajena a mi voluntad,

que aparece por sorpresa en mi cama

dejando mi ayer encogido

en un espasmo de hígados y tendones.

Tengo una memoria cordón umbilical

que me une a la vida

cuando me mata,

tentáculo,

enredadera,

que se agarra a mi sien

y sube hasta los tobillos

asfixiando con su insondable huella

cada recuerdo de mi piel.

Una memoria guerrillera,

desnutrida,

llena de cenizas y escombros

que sigue atrincherada entre tus labios

(surcos abiertos como heridas);

canalla,

decepcionante

como descubrir una falta de ortografía

en un diccionario de caricias.

Una memoria de pies descalzos

atravesando las ascuas del pasado,

atleta,

tan veloz

que ni tan siquiera yo la puedo alcanzar.

Tengo una memoria afónica,

cobarde,

de amígdalas desesperadas

de tanto nombrarte

sin llamarte,

intelectual,

metafísica,

cansada de escribirte

y pensarte.

Yo escupo sobre todos sus textos

y pretextos

y si no recurro su condena

es porque

siempre se empeña en recordarme

que a pesar de todo

aún estoy vivo,

o simplemente

para que la memoria de mi memoria

no caiga en el olvido.