Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano celebra el 1st. Hispanic Heritage Poetry Festival 2018 que tendrá lugar los días 18 y 19 de octubre de 2018 de 5:30 PM a 9:00 PM, en CITYPLACE, Doral, localizado en 8300 NW 36th Street, Doral, FL 33166.

Estamos honrados con la participación de Ana Cecilia Blum.  

Ana Cecilia Blum. (Ecuador, 1972). Poeta y ensayista. Estudió Letras Hispánicas en Estados Unidos, Ciencias Políticas en Ecuador y Escritura Creativa en España. Autora de los poemarios: Descanso sobre mi sombra, 1995; Donde duerme el sueño, 2005; La que se fue, 2008; La voz habitada (Co-autora), 2008; Libre de espanto, 2012; Todos los éxodos (Antología Personal), 2012; Poetas de la Mitad del Mundo, Antología de Poesía escrita por Mujeres Ecuatorianas (Co-Antóloga), 2013; Áncoras, 2015; Rituales (Co-Autora), 2016; Donde habitan las palabras (Poesía Reunida), 2017. Ha sido invitada a leer su poesía en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Actualmente es editora de la gaceta literaria Metaforología. Es una sobreviviente de poliomielitis.

 

 


DE “RITUALES” (2016)

LA CANCIÓN DEL DESTINO

Lo que cuenta el poeta a las piedras está lleno de eternidad.

Y ésta es la canción del Destino, que tampoco olvidan las estrellas.

León Felipe

 

El poeta vivirá en la memoria de las piedras

jamás en la del hombre,

porque aquello que el hombre recuerda

tarde o temprano olvida

y lo que olvida no retorna a la tierra

muere en el viento.

 

El poeta buscará las piedras,

en ellas harán hueco las gotas de sus versos,

en ellas hará estampa  la grafía de su aliento.

 

La persistencia del poema es el anhelo,

ni el nombre, ni la pinta, ni la fama,

solo el canto que se entrega al universo.

 

Así, lo que el poeta quiera decir

se lo dirá a las piedras,

estas hablarán con los árboles,

en el fruto el árbol guardará las palabras,

los pájaros picarán del fruto

y se encargarán de esparcir la semilla,

la semilla caída en la tierra será

principio estelar a través de los milenios.

 

La memoria de las piedras jamás es vencida por el tiempo,

y ésta es la canción del Destino.

 

El destino del poeta.

 

 

DE “ÁNCORAS” (2015)

 

 

ANCLA EL PRETÉRITO

 

Frecuentar las sillas que dejamos,

los pájaros encuentran allí la tarde.

 

Saber si en el patio nos espera

el juguete,

los árboles que trepamos

y esos frutos

que no quisieron

madurar.

 

Buscar el columpio

en la distancia de otros soles,

hallar sus asientos vacíos

de risas de vuelos,

palos vencidos

ante el peso

de las estaciones.

 

Tantear el agua turbia

guardada en el aljibe,

atisbar en el fondo

las ruinas de la casona

y descubrir que

nada conserva

tus ojos de niño.

 

 

LA NOCHE ES EL ESPEJO

 

Y en el espejo está el relato,

un andar las arcillas

de todo lo que fuimos

todo lo que no fuimos

por intención por desidia.

 

Vamos

hacia los filones del pasado,

costumbre sombría de los pasos

cuando es de madrugada

y el desvelo un alevoso.

 

Es la noche, su dominio,

ases guardados

en la manga oscura,

barajas en los cristales

refractarios,

hasta que uno vuelve

a encontrarse,

fundirse

con la repetición del sol

y sus disfraces.

 

 

RITUALES

 

Recoger botellas de vino en la mañana

y esperar en su vacío las respuestas.

 

Apuntar más de un verso

en las pupilas de mi gato,

el ritmo en sus pasos de pantera.

 

Retornar al río hijastro del deshielo,

a la tarde detrás de las lomas coloradas.

 

Hundir los dedos en la nieve,

perder el tacto de los días.

 

Voltear hacia el desierto

desempolvar al dinosaurio

dejar que sobreviva de mis huesos.

 

Caminar la yerba seca de los filos,

lo perdido en las orillas.