Por Pilar Vélez

Cada vez que hablo con Luz Amparo Reyes, ingeniera, coach y autora del libro Cómo superar un triple salto mortal: cáncer, infidelidad, divorcio,  siento que recibo un regalo. Existe entre nosotras una conexión especial, y quizás no se trata solo de nuestra amistad, sino de quien es ella y los conocimientos y virtudes que ha cultivado a través de su filosofía de vida y que comparte a diario en conferencias y en sus sesiones de coaching a personas, parejas, familias y grupos. Con Luz Amparo no se trata de un título o de un trabajo; en ella se siente el legado de la experiencia y la sabiduría. No es fortuito que como coach goce de credibilidad y respeto por la objetividad, la transparencia y la sencillez con la que se conduce. Su compromiso con el ser humano es profundo y real, como si cada vez que interactuara se tratase de una oportunidad para lograr un cambio positivo y duradero. En Luz Amparo encontramos un triunvirato muy singular debido a su formación profesional, su experiencia de vida y su conciencia espiritual, lo que nos conlleva a explorar algunas de sus facetas a través de esta entrevista con el fin de presentarla a nuestros lectores.

¿Cómo surge en ti la vocación y la decisión de ser coach?

Pilar, mil gracias por tus palabras tan generosas y amables, y por esta linda oportunidad de compartir contigo y con los lectores.

Desde siempre me ha gustado ayudar a las personas a descubrirse a sí mismas y a ser más positivas. Y esa es la magia del coaching, pues le permite a cada persona trabajar con su interior para encontrar las respuestas a sus retos y desafíos desde los aspectos positivos que debe poner en acción para lograr sus metas y objetivos, cualesquiera que estos sean.

Tomé la decisión de convertirme en coach hace pocos años, cuando enfrenté una crisis de pareja muy fuerte que me llevó a revisar mi vida y a reinventarme para dedicarme a estos temas de desarrollo personal que realmente me apasionan y que le dan un propósito a mi vida. En ese entonces pensé en estudiar Psicología, pero me pareció un camino muy largo para iniciar en momentos de mi vida en que debería estar más bien pensando en retirarme. Y en esa búsqueda me encontré con el Coaching, el cual me pareció que complementaba bastante bien mi deseo de ayudar y me permitía saber más acerca del ser humano, sus complejidades y posibilidades, sin requerir tanto tiempo para formarme en sus técnicas.

Veo al Coaching como una herramienta valiosa para que las personas descubran y cumplan su objetivo en la vida, y asuman la responsabilidad de hacerlo. Eso empodera a las personas y les devuelve su seguridad, su deseo de salir adelante y por encima de todo, les brinda amor y confianza en ellas mismas.

En la actualidad, y no sé si se trata solo de Miami, he notado que muchos de mis amigos o personas que recién conozco se identifican como profesionales certificados en coaching. ¿A qué crees que se debe este boom y cuál es tu opinión al respecto?

Creo que el Coaching (Acompañamiento) ha existido desde siempre como algo natural e informal, que no trascendía pero que se daba espontáneamente, porque las personas siempre hemos necesitado de orientación para reafirmar nuestras posibilidades y para motivarnos a seguir adelante con nuestros objetivos.

Hoy en día el Coaching se ha formalizado como una profesión debido a que la humanidad necesita reinventarse, buscar nuevas formas de crecer y de mejorar, y necesita enfrentar los cambios de una manera positiva y proactiva. Las personas llegan a estar confundidas, pues la sociedad lanza a todas horas mensajes confusos que terminan desorientando y provocando inseguridad. Las disciplinas tradicionales como la psicología y la psiquiatría, entre otras, han tenido que evolucionar hacia sistemas más dinámicos y menos teóricos, más proactivos y participativos en la consecusión de respuestas. Igualmente, han estudiado e incorporado la sabiduría del mundo oriental y su filosofía de vida, la cual se basa en la felicidad como un estado natural del ser humano a partir del trabajo y la consciencia del ser interior y de la armonía consigo mismo, con los demás y con la naturaleza.

Si analizamos, cada día los seres humanos disponemos de mayor información, por lo cual necesitamos más orientación para dar así lo mejor de cada uno y para no perder de vista el propósito de nuestra existencia. Y al ser más autodidactas, el Coaching nos ayuda a permanecer focalizados y claros en nuestro caminar.

El Coaching formal surge, entonces, como una respuesta a la necesidad de la sociedad de enfrentar adecuadamente los cambios de los sistemas educativo y profesional para que seamos individuos más estables, más felices y realizados.

Ese boom que mencionas es ciertamente algo que estamos viendo y que debería controlarse. Pues veo con preocupación cómo se entregan certificados por unas pocas horas de entrenamiento que no creo que necesariamente capaciten a alguien para convertirse en un profesional del Coaching. Me da la impresión de que algunos creen que entregando unos conceptos básicos y unas técnicas de comunicación y acercamiento al cliente, es suficiente para convertir a alguien en coach. No creo que esto sea adecuado, pues aquí hay aspectos fundamentales de claridad de conceptos, de conocimiento de la psicología humana, de manejo de los  diferentes niveles de la complejidad de la personalidad que en pocas horas no logran revisarse ni asimilarse. Creo que el Coaching debe tomarse en serio y de manera muy profesional para ser realmente efectivo y válido como la valiosa profesión que es.

¿Cuál es el trabajo de un coach y cómo se diferencia del de un psicólogo?

El coach es un acompañante que facilita el proceso para que la persona logre encauzarse hacia sus metas y objetivos, desde sus propios potenciales, posibilidades y talentos. Se basa en el futuro y motiva al cliente a trazar y visualizar el recorrido que necesita seguir para llegar al sitio que desea en determinada área de su vida.

El sicólogo se enfoca en el análisis de la persona y lo ayuda, a través de terapias, a mejorar áreas débiles o complejas que en el pasado le han hecho daño.

De esta manera, las dos profesiones se complementan pero se diferencian en sus enfoques, así como en sus técnicas y objetivos. Las dos son necesarias, las dos cubren el desarrollo humano, las dos requieren de un trabajo conjunto para llevar a la persona a conocerse y relacionarse mejor consigo misma y con los demás. Las dos son valiosas en el camino del desarrollo y mejoramiento personal.

Luz Amparo, tú eres una ingeniera industrial con grandes logros a nivel profesional. Cuéntanos sobre tu experiencia en este campo y si todavía ejerces esta profesión.

Efectivamente. He ejercido la Ingeniería Industrial desde hace muchísimos años y he tenido una carrera muy interesante. Hoy en día aún la aplico en la gerencia de mi empresa y en algunos trabajos de consultoría que desarrollo, especialmente en lo relacionado con el mejoramiento y la optimización de los recursos y los procesos de cada organización.

Es una carrera hermosa que te permite ayudar a las empresas a mejorar su productividad y a utilizar de manera más eficiente sus recursos humanos, de tiempo, materiales y financieros.

¿Qué aportes te brinda tu formación como ingeniera a la labor de coaching?

En la vida diaria la ingeniería te ayuda a vivir consciente acerca de lo valiosos que son  nuestros recursos; los cuales, en el caso del Coaching, son nuestros recursos internos, nuestros talentos y potencialidades. Por eso, a los procesos de desarrollo personal, yo los llamo “re-ingeniería de vida”,  pues se trata de alinear nuestro cuerpo, mente y espíritu para utilizar positivamente nuestros talentos y posibilidades de la mejor manera y lograr así nuestras metas, ser felices y vivir en paz y armonía con nosotros mismos y con los demás.

La Ingeniería te ofrece el orden, y una mente ordenada nos ayuda a vivir en un estado de control emocional, a enfrentar con claridad los diferentes procesos de la cotidianidad, a evitar el estrés y librar al cuerpo de los impactos de la angustia que lo enferma y lo aniquila. Creo que de esta manera nos alineamos en la sabiduría espiritual para poder llevar una vida placentera y armónica.

La Ingeniería te lleva al análisis profundo, te permite ver lo que hay detrás de cada aspecto del proceso, y al tener esa capacidad, puedes analizar cualquier tipo de información, desde niveles simples o complejos, con la claridad de ver lo que no es obvio a primera vista, lo cual en el Coaching puede ser de gran utilidad. De la misma manera, los ingenieros tenemos la destreza de convertir lo aparentemente complejo, en algo simple y sencillo de entender, lo que es una gran ventaja en el momento de orientar o acompañar a alguien en su conocimiento interior.

Y, por último, la Ingeniería te hace más objetivo y menos emocional, más realista y menos idealista, de modo que puedes ver la vida con ojos bastante objetivos y a la vez con gran claridad, lo cual es muy valioso en el momento de ejercer el Coaching.

En tu libro Cómo superar un triple salto mortal: cáncer, infidelidad, divorcio nos presentas la historia de una mujer, que pudiera ser cualquiera, afrontando lo que yo llamaría una implosión con pocas posibilidades de sobrevivencia. Sin embargo, la obra va acompañada de una guía que ayuda al lector a que abra su mente y descubra que puede maniobrar en estos momentos de crisis. Cuéntanos por favor qué te motivo a escribir este libro y cuál es tu intención como autora.

El libro nace del deseo de compartir lo aprendido en experiencias muy comunes; como bien dices, que le pueden pasar a cualquiera.  Traté allí de compartir lo que llamo “mi circo”, ese escenario de la vida en el cual a veces somos los payasos, y a veces los trapecistas, porque la vida es de cambios permanentes. Vivir cada situación con sabiduría requiere reflexionar acerca del “para qué” estamos viviendo cada evento en nuestra vida, y eso es lo que hago en mi libro. Te enfermas por una sola razón: tu mente no está bien, has olvidado que el cuerpo no se manda solo y que todo lo que le ordenes, él lo hace y lo manifiesta; tus emociones son comandos que quedan en cada célula y estas expresan lo que en ellas depositas. Es importante recordar que debemos amarnos fervientemente para tener una mente saludable y positiva, y por ende un cuerpo sano. Del mismo modo, tu relación de pareja o familiar, se daña porque has olvidado mantener un estado mental y espiritual en armonía, llegan las crisis y luego no sabes cómo enfrentarlas: otra oportunidad para reflexionar el “para qué” y aprender a mejorar en lugar de culpar y de victimizarse.

Igualmente, cuando se trata de episodios tan complejos como los que expongo, aparentemente negativos, que ponen en peligro nuestra vida o nuestra estabilidad emocional, creemos que ha llegado el fín del mundo y que no podremos salir adelante. Pero no, no es así. El ser humano es creativo y resiliente, lo interesante es que de cada situación que enfrenta puede salir más fortalecido y con nuevas perspectivas de vida, o puede desanimarse y abandonarse a las circunstancias. Lo que hago con mi libro es compartir ese deseo de encontrar una luz en medio de la oscuridad para levantarnos y continuar; compartir esa posibilidad que todos tenemos de buscar las respuestas dentro de cada uno y, siendo positivos, ver en cada situación una oportunidad para re-crear nustra existencia: darle un nuevo propósito a nuestra vida, reinventarnos y abrazar nuevas ilusiones, recordar que cada instante es un nuevo comienzo y que los ciclos deben cerrarse a  su debido tiempo para poder seguir avanzando.

Mi intención con el libro y con mis presentaciones no es otra que despertar consciencia acerca de la responsabilidad que cada uno tiene de ser feliz. Recordar al lector que la vida nos sonríe solamente cuando nosotros la vemos con una sonrisa, que la luz no viene de afuera sino de adentro, que lo importante no es el destino sino el camino, recorrerlo con alegría y disfrutar cada instante, pues a eso vinimos. Quiero que todos recordemos que la paz interior es nuestro mayor tesoro, y que al dejar tanto drama y tanto ego podemos desvanecer los espesos filtros que la hacen parecer imposible y etérea.

Creo Pilar que es el momento de crear consciencia para que poco a poco todos recuperemos el amor a nosotros mismos, pero no con una visión egoísta sino espiritual; que seamos solidarios, amables, compasivos, que sirvamos con alegría, que recorramos la vida con la espiritualidad de la mano y así hagamos de este un recorrido feliz.

Sin hacer alarde o como si se tratara de impulsar la venta de un producto, tú te distingues en las conversaciones por los valiosos aportes que realizas que, sin duda, están fundamentados en tus valores y creencias. Muchos de estos fundamentos están asociados a Un Curso de Milagros. Háblanos por favor de la influencia que éste tiene en tu vida y en qué momento llegó a tu historia personal.

Recuerdo perfectamente que, en medio de mi crisis de pareja, empecé a buscar libros de autoayuda, y fue cuando me inicié en los estudios del Coaching. Yo estaba feliz ante este nuevo aprendizaje, y cada día quería explorar más acerca del ego y de cómo llegar a controlarlo. Creo que entonces Dios o el Universo me escuchó, pues me trajo a un sitio no planeado donde ví el libro de UCDM expuesto. Alguien ya me lo había mencionado, pero ese día decidí hacer el curso, pues hablaba de cómo trascender el ego y descubrir la paz interior. Ese día cambió mi vida para siempre, pues empezaron a tener sentido las revelaciones espirituales que yo había estado recibiendo acerca de quiénes somos y cuál es el propósito de nuestra vida.

UCDM contiene los mensajes de Jesús para ver la vida de otra manera: desde la visión espiritual, que es la única real. Nos enseña que todo lo que vemos en el mundo aparente es un sueño temporal, pero que nosotros somos Hijos de Dios, infinitos por siempre. No como cuerpos, sino como seres espirituales. Y así, te lleva por un camino de simplicidad y de sabiduría que te permite descubrir la paz que te corresponde y que no sabías que estaba dentro de ti.

Hoy en día mi vida no está exenta de retos y de desafíos, pero es increíble como, a pesar de lo difíciles que puedan parecer, permanezco consciente de mi paz y la mantengo por encima de todo. Un Curso de Milagros me ha recordado que tengo el derecho de ser feliz aunque las circunstancias no sean perfectas, pues la felicidad no quiere decir ausencia de dificultades, sino consciencia de nuestra verdadera identidad y de la paz que somos. Esto me ha llevado a valorar mi paz por encima de todo lo demás, y así voy por la vida con la claridad de que ante cualquier decisión, primero está mi paz.

Otra faceta profesional que ejerces dentro del coaching, es tu labor como consultora dirigida a empresas y organizaciones sin ánimo de lucro. En estos momentos eres consultora de la FUNDACIÓN UNA MANO AMIGA, entidad sin ánimo de lucro que ayuda a una comunidad que ha vivido por más de un siglo en la pobreza y que poco a poco se convierte en una ciudad de esperanza, me refiero a Agua de Dios, en Colombia. Recuerdo que este lugar fue el refugio para muchísimas personas que padecían el Mal de Hansen o lepra y que fueron expulsados de sus pueblos por temor al contagio y así permanecieron recluidos y aislados desde 1894 hasta 1962, cuando por fin se conoció que esta enfermedad no era tan contagiosa como se suponía y fueron llegando las ayudas, especialmente por parte de los sacerdotes salesianos. Hoy Agua de Dios es una ciudad sana y con muchos retos. Por favor coméntanos sobre tu trabajo y cómo estas apoyando a esta causa.

Sí, Pilar, como dices apoyo a Extending a Hand Foundation desde hace varios meses, pues tiene unos objetivos de ayuda que me llegaron al alma y que son totalmente compatibles con mi deseo de ayudar y de darle un propósito a mi vida. Además, afortunadamente, tengo amplia experiencia en el manejo de organizaciones sin ánimo de lucro, y ello me ha permitido hacer aportes organizacionales importantes a la Fundación.

Extending a Hand Foundation  apoya a una congregación de monjitas que administran y sostienen 3 orfanatos y un ancianato, ayudando así a más de 400 niños y 150 ancianos vulnerables y abandonados de Agua de Dios. Una labor loable que necesita ser apoyada de muchas formas.

Actualmente soy la Secretaria Ejecutiva y estoy al frente de algunos proyectos de Extending a Hand Foundation, siendo el principal y prioritario la construcción del Orfanato-Internado Santa Ana, que dará protección y vivienda a 72 niñas cuyo internado se está derrumbando y no tienen otro lugar a donde ir. El proyecto incluye una escuela para 150 niños de la región que no pueden estudiar adecuadamente por falta de sitio y de recursos. La construcción ya está en su inicio, gracias al generoso aporte de la empresa Cepeda Systems &Software Analysis Inc, donante que ha asumido un gran porcentaje del costo total. Estamos trabajando con un grupo maravilloso de voluntarios en los Estados Unidos para conseguir los recursos adicionales que se necesitan para llevar a cabo este proyecto de la mejor manera y a la mayor brevedad posible.

Igualmente, se está trabajando por convertir a esta zona de Colombia en un área empresarial y productiva, que genere empleo y que le ofrezca a esta comunidad posibilidades concretas de desarrollo y auto-sostenibilidad.

Mi objetivo es hacer de este un modelo replicable para que en un futuro podamos inspirar a comunidades de todas partes a organizarse y a unir esfuerzos en torno a rescatar a sus niños de la ignorancia y de la pobreza, a trabajar por cambiar la cultura de la escasez y la victimización y en su lugar, sembrar una cultura de productividad y positivismo, de autosostenibilidad y desarrollo. Esto se lleva a cabo en muchos lugares del mundo, pero en otros no, y es esencial que estos modelos lleguen a los más necesitados si queremos hacer de este un mundo mejor.

¿Cómo pueden ayudar las personas que deseen hacerlo?

Gracias por esta pregunta, Pilar. Hay diversas maneras de ayudar y las más comunes son convertirse en voluntario de nuestra causa a través de organizar actividades de recaudación de fondos para los proyectos o donar directamente recursos financieros o en especie a través de los programas: Morrales de Amor, Brigadas de Salud, Sala de Computación, entre otros.  Para obtener mayor información, las personas pueden visitar la página Web: www.extendingahand.org, donde pueden hacer también sus donaciones en dinero, las cuales agradecemos de todo corazón.

Luz Amparo, evidentemente una entrevista no alcanza para explorar en profundidad la naturaleza de un tema tan complejo como el de los milagros, pero por lo menos quisiera en esta oportunidad compartas con nosotros algunas opiniones en torno a estas preguntas: ¿Qué es un milagro y porqué para muchas personas es tan difícil creer que los milagros suceden?

Quizá se piensa que un milagro es algo necesariamente físico como salvarse de un peligro o recuperar algo perdido, lo cual sí puede ser un milagro, pero no es de estos milagros los que hablamos en UCDM. Un milagro es cambiar la manera de ver la vida; es ver en el otro, en los demás, a un Hijo de Dios, como tú y como yo; es recordar que vinimos a ser felices desde el Amor Incondicional, y que el ego es el verdadero enemigo de nuestra vida porque es el que nos mantiene en la inconsciencia. No terminaría definiendo lo que es Un Milagro, pero en realidad cada vez que alguien abraza en lugar de ofender, que sonríe en lugar de gritar, que perdona en lugar de culpar, que compadece en lugar de juzgar, cada vez que algo como esto pasa, está sucediendo un milagro…

Se piensa también que hay grados de dificultad en los milagros porque estamos acostumbrados a la complejidad. Pero Jesús nos enseñó que en lo simple es donde se encuentra la verdadera sabiduría. Las personas no creen en los milagros porque viven en un estado de miedo, y no quieren asumir la responsabilidad de controlar su mente, sus pensamientos, de cambiar sus creencias erradas… Muchos no quieren aceptar que la paz depende de ellos mismos y que la única manera de que el mundo cambie es empezando por su propio cambio. Yo diría que a veces nos cuesta trabajo asumir nuestra responsabilidad de ser felices y buscamos siempre a quién o a qué echarle la culpa de nuestra infelicidad. Así, terminamos buscando eso que llamamos “felicidad” en la apariencia, en la opinión y el comportamiento de los demás, en los bienes que poseemos, en fin, en nuestro bienestar y estado material.

Pero es más fácil de lo que suponemos, y todos, Pilar, todos, tú y yo incluidas, podemos hacer milagros a cada instante, cuando tomamos decisiones desde el Amor y no desde el miedo.

¿Están los milagros asociados a la religión?

No, para nada. La religión es una manera de acercar el hombre a Dios, y cada quien la profesa según sus creencias. La espiritualidad, que no es religión, no es otra cosa que la consciencia de nuestra verdadera esencia espiritual. Hay muchos seres espirituales, más no religiosos. Y hay muchos religiosos que no necesariamente viven en un estado de consciencia espiritual. UCDM respeta toda religión porque parte de la base de que no somos nuestras creencias, sino que somos esencia de Dios, alma, seres espirituales que nos comunicamos a través del cuerpo, pero que no somos el cuerpo realmente.

¿De dónde surge el milagro?

El milagro surge de Dios, pero aparece en la consciencia de cada persona, que es donde Dios vive… Ese milagro sucede como cuando encendemos una luz y empezamos a darnos cuenta de que la oscuridad era imaginaria. Ese milagro que sucede al entender que habíamos olvidado que somos Hijos de Dios y que es cuestión de encender la luz para comenzar a ver de verdad.

El milagro surge, por lo tanto, de la consciencia misma, y se manifiesta en forma de paz interior, que es el estado más maravilloso que todo ser anhela y puede lograr.

Por último quisiera que compartas con nuestros lectores un mensaje y les indiques cómo pueden contactarte.

Pilar, mil gracias por esta invitación tan amable y generosa. Permíteme invitar a tus lectores cada domingo a escuchar mi programa por radio internet MOMENTOS DE PAZ con Luz Amparo, el cual transmito cada domingo a las 9:00 pm hora de Miami, por la estación de radio internet www.radioApyt.com  Mi programa es un espacio para la reflexión, para crear consciencia de que necesitamos construir la paz del mundo a partir de nuestra propia paz.

A cada uno les recuerdo que entre todos podemos hacer de este un mundo de paz y de solidaridad, y así hacer que nuestra vida sea más placentera y con sentido. La paz del mundo empieza en cada uno de nosotros, y podemos lograrla si tomamos la decisión de dejar de lado el conflicto, de aceptar y respetar a los demás como son, de ver lo bueno detrás de cada evento que enfrentemos, de poner primero nuestra paz en cada decisión que vayamos a tomar.

La paz interior te pertenece, pero tú decides…

Los lectores pueden contactarme por las redes en @LuzAmparoCoach en Twitter o @luzamparocoach en Instagram.

Mil gracias Pilar por esta bella oportunidad de comparitr contigo y con tus lectores.