Por Pilar Vélez

Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano.org recibió junto a otras organizaciones de carácter ecológico, un reconocimiento especial por su apoyo a las labores de protección del medio ambiente en Islas Galápagos.

En acto solemne se entregaron reconocimientos a las personas y organizaciones que se han destacado como voceros y activistas del medio ambiente en las islas Galápagos, dentro de la Campaña “Galápagos por una Cultura Sin Plástico” que impulsa el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos.

Desde 2016, Hispanic Heritage Literature Organization / Milibrohispano.org, se ha comprometido a través de su gestión literaria y cultural, con la tarea de promover temáticas de orden ambiental desde la literatura y el arte.  Aunque se ha anunciado de forma masiva en las redes y en los medios sobre el daño que el abuso del uso del plástico está causando al ambiente, el problema escala cada segundo.  Es necesario emprender campañas que eduquen a la comunidad y ante todo que sensibilicen al ser humano sobre el valor de la vida del planeta. Se deben implementar programas que impacten conductas y maneras de pensar sobre la preservación y la fragilidad de la vida.  El plástico es un material que el planeta no puede digerir y puede tardar hasta 1.000 años en descomponerse. No hay razón para usarlo en la fabricación de un sinnúmero de artículos desechables; su uso deliberado está causando una catastrofe ambiental que tenemos que remediar, y los escritores y artistas podemos aportar con nuestras obras y con nuestro liderazgo a que se logré el cambio.

Esto es lo que sucede con el plástico que llega al mar:  Las tapas de las botellas parecen huevos de peces para las aves marinas, y cuando las aves los comen pueden sofocarse y morir. Las tortugas marinas piensan que las bolsas de plástico son medusas y se las comen.  Las tortugas y las aves pueden comer plástico y pueden morir.  Se ha descubierto que 1 de cada 3 tortugas tiene bolsas de plástico en el estómago. El 90% de las aves marinas comen plástico regularmente. Cuando las aves marinas comen plástico, se llenan, pero no pueden digerir el plástico y luego mueren de inanición. Hasta en los mariscos que comemos se han encontrado mircroscopicos residuos plásticos que luego pasan a nuestros cuerpos. Los peces confunden el plástico con las fuentes de alimentos habituales. Se han encontrado más de 600 especies diferentes de vida silvestre con plástico dentro de ellas.  Los seres humanos tenemos la absoluta responsabilidad del daño que estamos causando a nuestro planeta. 8 millones de toneladas de plástico entran al oceano cada año y entre más consumimos, más basura plástica generamos. Cada ser humano puede contribuir a la solución de esta catastrofe: Limitemos el uso del plástico e implementemos un sistema de reciclaje en nuestros hogares y sitios de trabajo. Con nuestro ejemplo motivaremos a otras personas para que hagan lo mismo. ¡JUNTOS CREAREMOS CONCIENCIA AMBIENTAL!

Gracias a la labor y el apoyo a “Galápagos por una Cultura Sin Plástico” , Mi Libro Hispano  recibió esta importantísima distinción de manos de la  Ministra Presidenta de Galápagos, Ab. Lorena Tapia Nuñez. Nuestra Embajadora de buena voluntad, Flor Viviana Naranjo Freire y el historiador y escritor Jorge Suárez Viteru, miembros  de APEPCI representaron a nuestra institución.

Gracias Galápagos, es un honor ser parte de tu historia.

¡No uses sorbetes plásticos! Esto es lo que sucede en el mar…

https://www.ecowatch.com/mcdonalds-plastic-straws-2565559405.html

 

 

Artículos Relacionados